Odontopediatría

  1. Odontopediatría

La odontopediatría es un área de la Odontología que se encarga de la atención del niño.

¿Por qué preocuparse por las caries en los dientes de los bebés si éstos se van a perder cuando salgan los definitivos?

Los dientes primarios del niño desempeñan un papel vital en su crecimiento y desarrollo. El cuidado de los dientes del niño es tan importante como el cuidado de los dientes del adulto. Los dientes del bebé son importantes por:

  • Se utilizan para masticar el alimento correctamente.
  • Estimulan el desarrollo de los huesos de la cara.
  • Permitir que los dientes permanentes erupcionen correctamente evitando “dientes torcidos”, pues reservan el espacio para éstos.
  • Estimulan la fonación.
  • En combinación con los músculos ayudan a establecer una fonación, respiración, deglución, masticación y apariencia física

 

¿Cuándo debe consultarse por primera vez al odontopediatra?

La primera consulta odontopediátrica debe ocurrir alrededor de los 6 meses de edad.

La caries dental es una enfermedad infecciosa oral complicada, que puede afectar la salud de niño a edades muy tempranas. Comienza en la infancia cuando las bacterias empiezan a habitar su boca. Estas bacterias producen ácidos y toxinas dañinos a los dientes y a las encías y aumentan de número a medida que erupcionan mas dientes, y sus prácticas dietéticas llegan a ser más sofisticadas.

El objetivo de la primera visita es determinar el riesgo para la enfermedad dental y los efectos perjudiciales de algunos hábitos (biberón, chupetes, hábitos de dedo), así como instruir a sus padres sobre una dieta equilibrada para construir huesos y dientes fuertes y enseñarles los procedimientos de higiene bucal, cepillado, colocación de sellantes de fosas y fisuras y aplicaciones de fluor.

¿Que son los sellantes de fosas y fisuras?

Los sellantes de fosas y fisuras son resinas liquidas  que se aplican en las fosas y fisuras de los dientes, con el objetivo de  prevenir la caries.

Las fosas y fisuras son irregularidades que presentan los molares de deciduos o temporales, los premolares y los molares permanentes. En ellas se introducen los restos de alimentos y bacterias que originan las caries.

Con el cepillado no se logra limpiarlas adecuadamente pues son tan delgadas, que las cerdas del cepillo de dientes no penetran en estas fisuras y por lo tanto se pueden formar caries en estas zonas de difícil limpieza.

La aplicación de los sellantes es un procedimiento que no produce ningún tipo de dolor ni molestia al niño/a y lo aceptará sin ningún problema. Los sellantes se endurecen con una luz halógena y se mantienen perfectamente adheridos a la superficie dental por periodos de tiempo aproximado de 1 a 3 o 4  años, estos sellantes evitan la formación de caries dental, impidiendo la destrucción de los dientes en el 90% de los casos.

¿Qué es el fluor?

El flúor es una sustancia que aplica el consultorio dental por parte de la higienista oral bajo la supervisión del odontólogo a los dientes, para evitar futuras lesiones de caries dental. Ha sido comprobado que hace más resistente al esmalte de los dientes, evitando que sea afectado por la acción de las bacterias y los ácidos que se forman luego de haber comido y no haberse cepillado, o haber realizado un cepillado dental insuficiente.

Las aplicaciones de flúor se recomiendan realizarlas en  consultorio dental, desde que el niño cumple 1 – 2 años de edad, estas topicaciones se deben seguir realizando como mínimo dos veces por año, algunas veces es recomendable realizarlo tres a cuatro veces al año de acuerdo con el grado de riesgo a la caries en cada paciente.

Las aplicaciones  del flúor son un procedimiento sencillo y que no les produce molestias a los niños. Se aplica durante 4 minutos y luego el niño no podrá comer ningún alimento ni tomar agua durante 30 minutos, para que su acción sea más efectiva.

Las topicaciones de Flúor son complementarias a la colocación de sellantes de Fosas y Fisuras pues mientras el Flúor actúa protegiendo las superficies dentarias lisas, los sellantes se introducen en las hendiduras llamadas Fosas y Fisuras, para evitar que los restos de alimentos y las bacterias penetren en ellas, produciendo caries el esmalte dental.